logo

Inicia Fase 3 de pandemia con casi 10 mil casos, en México

México llegó a la Fase 3 de la pandemia de COVID-19.

De acuerdo con el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, se trata del lapso con más contagios y saturación de hospitales.

El país ingresó ayer en esta etapa con 857 muertos y nueve mil 501 contagios.

El titular de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud federal, José Luis Alomía Zegarra, informó que suman tres mil 185 personas en etapa activa de contagio y se documentan ocho mil 262 casos sospechosos.

En la conferencia de prensa que se lleva a cabo diariamente a las 19:00 horas en Palacio Nacional, se detalló que siete de cada 10 fallecidos por la enfermedad son hombres.

Además, se refirió que en una tercera parte de los casos sospechosos se confirma COVID-19.

El Ejecutivo estatal inicia conteo propio de contagios

La Secretaría de Salud Jalisco reportó que en el Estado suman 254 casos positivos de COVID-19. Se informó que la cifra no coincidirá con el reporte nacional porque la Federación sólo registra casos del Laboratorio Estatal de Salud Pública y no los de Radar Jalisco, que tiene aval del InDRE.

Las seis fases de la pandemia

Aunque formalmente se decretaron ayer, las medidas de prevención por la fase 3 de la alerta sanitaria por coronavirus en México prácticamente se implementan en Jalisco desde que inició el mes. No obstante, esa no es la última fase de una pandemia. Según la OMS hay tres más, y en esto consiste cada una.

Fase 1. Comenzó el 27 de febrero, cuando se confirmó el primer caso de COVID-19 en el país. Se dieron los primeros contagios por importación del virus. Por ejemplo, un grupo de viajeros que llegó a la Entidad desde Estados Unidos, y otros importados desde Europa. En la fase 1 los casos son identificables y pocos; es, básicamente, un periodo de preparación.

Fase 2. Se decretó el 30 de marzo. Consiste en una transmisión comunitaria, lo que significa que ya hay contagios locales (quienes ingresaron el virus al país lo contagiaron a alguien, y éste a su vez a otra persona). En la fase 2 los casos todavía son identificables, pues se cuentan por cientos. En México arrancó la campaña de “sana distancia” y aislamiento. También se cancelaron eventos masivos, se suspendieron clases y se pidió que las empresas que pudieran hacerlo habilitaran esquemas de trabajo en casa.

Fase 3. El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell la confirmó ayer. Es la etapa de máxima transmisión. Se caracteriza por un aumento notable en los contagios de persona a persona y brotes en distintas áreas del país. Los casos ahora se cuentan por miles, y a partir de que comienza, las medidas emprendidas desde la fase 2 se vuelven más estrictas y en algunos puntos, como en la Zona Metropolitana de Guadalajara, comienzan las sanciones por no acatarlas, pues es posible que los servicios de salud se vean rebasados ante el número de contagios.

Fase 4. Se trata de una segunda ola de contagios y de transmisión sostenida (que crece todos los días). Y contrario a lo que podría pensarse, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que se alcanza esta etapa en una pandemia cuando el periodo de recuperación comienza. Las medidas sanitarias para evitar una regresión a la etapa 3 se adoptan a escala internacional. Cada país está obligado a publicar sus actualizaciones sobre las características de la enfermedad y los esfuerzos por contenerla. La cuarentena obligatoria y los cercos sanitarios se mantienen sólo en las zonas más afectadas.

Fases 5 y 6. La pandemia termina. En estas etapas, la situación ha sido controlada e incluso se cuenta con un antídoto o vacuna para proteger a la población. Llegado a este punto, la OMS recomienda a los gobiernos hacer estimaciones de las repercusiones económicas que dejó la pandemia. No obstante, también le es posible declarar estado de emergencia (que implica suspender algunos derechos humanos para priorizar la seguridad de las naciones), liderar y coordinar los recursos multisectoriales para mitigar dichas afectaciones y evaluar si se necesita asistencia externa para satisfacer las necesidades humanitarias.


Subir

cheap jerseys