Leyendas canarias a 38 años de la hazaña

Leyendas canarias a 38 años de la hazaña

Contraluz

Un silencio extraño es la antesala, incluso me hace dudar si estoy en el lugar correcto, llego a las faldas del estadio, paso una puerta entreabierta y un varias playeras “rojiamarillas” ya se encuentran platicando entre ellos.

 

Foto: Contraluz

 

 

 

 

 

 

 

Los años ya han hecho estragos con él, luce descuidado, triste, aquel que fue testigo de una efervescencia por los Canarios, hoy sólo recibió unos veinte aficionados, eso sí, aficionados de verdad.

Foto: Contraluz

 

 

 

 

 

 

 

No hay bombas ni tarolas, menos trompetas, las porras se escuchan muy repentinamente, tampoco hay trapos y los cánticos de la afición también se ausentan, vaya decepción, la fiesta que había imaginado no existe, todo es muy íntimo.

Aquellos que alguna vez fueron leyendas de la ciudad, se abrazan, se preparan, algunos calientan, todo esta listo para el espectáculo, todo se tenía que centrar en el espectáculo del rectángulo verde, esta ocasión no hubo sonido local, sorpresas ni la clásica hinchada que le pone sabor a los partidos. 

Suena el silbato, comienzan las acciones, es un deleite regresar el tiempo e imaginar las gradas llenas, la gente gritando, así pasan los minutos y un jugada de la Unión de Curtidores le amarga el festejo a los ex Canarios. 

Foto: Contraluz

 

 

 

 

 

 

 

Todo es una fiesta entre amigos, bromean, se jalan, se mientan la madre, así termina el partido, todos se abrazan, felicitan, proponen una carne asada y seguir con el festejo; Han pasado 38 años del ascenso y los futbolistas lo recuerdan con mucho cariño, la afición hoy los olvida pero sus recuerdos se mantendrán intactos en sus corazones. 


Subir

cheap jerseys