Cristóbal y Monreal contra la 4T en Michoacán

Es lógico que Cristóbal Arias esté molesto después de que el resultado de la encuesta de Morena no le favoreció. Y es que creía tener todo planchado junto con el senador Ricardo Monreal para ser impuesto en Morena como candidato a gobernador, a tal grado que se dió el lujo no sólo de ignorar a los liderazgos y militancia morenista en Michoacán, sino de aliarse con viejos priístas y hasta prometer candidaturas como lo hacían los candidatos en los viejos tiempos.

Sin embargo, la mala fortuna en lides electorales es vieja amiga de Cristóbal Arias, y volvió a su encuentro cuando su padrino Ricardo Monreal tuvo que elegir entre imponerlo a él en Michoacán o abrirle camino a su propio hermano en Zacatecas. Por supuesto que la sangre llama, de tal manera que el sacrificado fue el eterno «cachorro de Churumuco».

Cristóbal Arias se sacudió rápido el falso amor por AMLO y la 4T para buscar refugio en el PRI, y hasta con el dirigente nacional del PAN. En realidad a nadie sorprendió su pásarela por partidos políticos opositores a la cuarta transformación, ya que era un secreto a voces que el senador buscaría ser candidato a gobernador, aunque no fuera por Morena.

Nuevamente, su padrino Ricardo Monreal salió al rescate del viejo cachorro para terminar con su lamentable peregrinar en busca de una candidatura, y le abrió las puertas de Fuerza por México, partido que en el membrete tiene a Pedro Haces como dirigente nacional, pero al que radio pasillo identifica como patrimonio del senador zacatecano.

Fuerza por México navega con falsa bandera obradorista, ¿pero qué tan obradorista puede ser un partido que al no ir en alianza con Morena sólo servirá para dividir y dispersar el voto de la izquierda? A todas luces, esta expresión política es para los monrealistas la salida de emergencia de Morena, como ya lo dejó claro Cristóbal Arias.

En Michoacán, Ricardo Monreal y su sexagenario discípulo usan a Fuerza Social por México como un ariete con el que pretenden minar la fuerza electoral de Morena, acción que no beneficia a Cristóbal Arias (al menos no en las urnas), pero si ayuda en mucha a la alianza que han formado PRI, PAN y PRD para cerrarle el paso a candidatos de la 4T.

Lo que no esperaban los senadores es que Cristóbal Arias sería repudiado por militantes de Fuerza por México durante su presentación como candidato a gobernador, y es que no entendieron la lección del descalabro en Morena, y vuelven a cometer el mismo error: intentar imponer candidaturas sin considerar a las bases del partido.

Las huestes del líder transportista José Trinidad Martínez Pasalagua, quién tiene el control del partido, no se andan con medias tintas y desde ya le dijeron al de Churumuco que se regrese a Morena, sólo que él eligió caminar en un camino sin retorno.


Subir

cheap jerseys