Calor extremo puede ser una combinación peligrosa con covid-19, temen expertos

Desde el principio, la pandemia de covid-19 ha revelado la desigualdad social y económica de Estados Unidos con especial énfasis, al infectar y matar desproporcionadamente a personas de color, ancianos y personas con condiciones preexistentes.

Ahora, mientras el país atraviesa lo que probablemente sea otro verano sofocante, otra amenaza invisible se avecina.

Este fin de semana, mientras una ola de calor azota grandes extensiones del país que tendrán temperaturas de más de 37 grados centígrados, algunos temen que la colisión del covid-19 y el calor extremo pueda ser una combinación peligrosa.

El calor extremo puede amenazar a cualquiera, pero muchos de los mismos grupos que corren el mayor riesgo de contraer una enfermedad grave por el coronavirus también son los grupos más vulnerables a la exposición al calor.

Con reuniones al interior que se sabe que facilitan la propagación de covid-19, las ciudades y las organizaciones de ayuda están ajustando la forma en que mantienen a las personas seguras en esta nueva normalidad.

Y con millones en todo el país sin trabajo y el virus obligando a las personas vulnerables a quedarse en sus hogares, los expertos dicen que la pandemia está agravando el riesgo para aquellos que ya están sufriendo.

“Para mantenerse a salvo del coronavirus, el mensaje es que estás más seguro en casa”, dijo Dave Hondula, investigador del Centro de Investigación del Clima Urbano de la Universidad Estatal de Arizona que estudia el calor extremo y la salud. “Eso es cierto desde la perspectiva del coronavirus, pero si no tienes suficiente enfriamiento o no puedes controlar la temperatura de tu hogar, es posible que no lo estés”.

Así mata el calor

Aunque tiende a llamar menos la atención que otros eventos climáticos, el calor extremo puede matar y, trágicamente, lo hace.

Es uno de los tipos más mortales de eventos relacionados con el clima en Estados Unidos, matando a un promedio de 702 personas cada año, según Paul Schramm, el líder del equipo de ciencias climáticas en los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC). Eso es más de lo que mueren en huracanes, inundaciones y tornados en la mayoría de los años, dice el experto.

Cuando las altas temperaturas se combinan con una humedad sofocante, como se espera que ocurra este fin de semana en el medio oeste, el sur y el este del país, puede abrumar la capacidad de una persona para sudar y enfriarse, provocando picos en la temperatura corporal que pueden dañar el cerebro y otros órganos.

Y cuando las temperaturas se mantienen altas con poco enfriamiento durante la noche, el riesgo de calor puede aumentar aún más.

La amenaza es mayor para los ancianos, los niños pequeños, las personas con sobrepeso y aquellos que trabajan afuera o hacen ejercicio durante la parte más calurosa del día, según los CDC.

Los expertos también señalan el aislamiento social como una preocupación cuando se trata de calor extremo. Schramm recomienda que las personas revisen a sus familiares o vecinos en riesgo al menos dos veces al día para detectar signos de agotamiento por calor.


Subir

cheap jerseys