Aislamiento no ha frenado los homicidios; aumentan en 18 estados

Desde un enfrentamiento armado dentro de un bar que dejó siete muertos; pasando por un ataque con armas de alto poder y granadas a un local que les costó la vida a cuatro personas; hasta homicidios de policías, del exencargado de los asesinatos de un poderoso cartel, y de miles de personas en supuestas riñas, intentos de robo, entre otros.

La pandemia del coronavirus no ha frenado la violencia en México. Al contrario: en marzo y abril de este año – los dos primeros meses de la emergencia sanitaria – fueron asesinadas 6 mil 98 personas, 338 personas mas que en el mismo periodo del año pasado. En 18 de los 32 estados los asesinatos repuntaron con todo y el confinamiento.

Guanajuato es la entidad con mas asesinatos, pero hay 30 ciudades en todo el país que por si solas concentran 1 de cada 3 de los homicidios y feminicidios registrados durante la emergencia de salud. En 17 de esas ciudades hay incrementos hasta de cien por ciento en la violencia.

La fase 1 de la emergencia sanitaria por la enfermedad COVID-19 se decretó en México el 28 de febrero pasado tras registrarse el primer caso confirmado. La fase 2 y el endurecimiento del confinamiento por la propagación de los contagios se anunció el 24 de marzo y la fase 3 en la que continuamos se ordenó el 21 de abril.

Lo anterior trajo consigo una disminución notable de la movilidad, la suspensión de clases y de actividades no esenciales, y el cierre de la mayor parte de los establecimientos.

Esta situación provocó que en abril las denuncias de la mayor parte de los delitos sufrieran una reducción inédita, llegando a los niveles más bajos en 16 años.  Sin embargo, y pese a ello, la violencia homicida no ha perdido terreno.

Los datos oficiales del Sistema Nacional de Seguridad Pública muestran que en marzo y abril fueron asesinadas 6 mil 98 personas, entre victimas de homicidios doloso y feminicidio. Se trata de 338 víctimas más respecto a los mismos meses del año pasado, cuando la suma fue de 5 mil 760 asesinatos. Es un incremento del 6% en el total de víctimas.

El repunte de la violencia homicida inicio desde principios de 2020, pero el confinamiento por la pandemia no lo ha frenado. En enero el promedio diario de asesinatos fue de 93.3 víctimas; en febrero ascendió a 98.5; en marzo llegó a 99.3 víctimas cada 24 horas; y en abril se sobrepasó la barrea de los cinco casos diarios para ubicarse en 100.6 asesinatos.

Los focos de la violencia

En los dos primeros meses de la pandemia de coronavirus los homicidios en México crecieron en 18 estados, es decir en la mitad del país, en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Los repuntes mas grandes se registran en Campeche donde las víctimas de homicidio crecieron 100%; en Michoacán donde el ascenso fue de 83.5%; Zacatecas con 46%; Hidalgo con un crecimiento de homicidios del 37%; y Durango con un avance del 30.8%.

Le siguen en incrementos Chihuahua con un avance del 23.3%; Nuevo León con un crecimiento del 23.1%; Baja California con un avance del 21.1%; y Guanajuato con un incremento del 20.1%.

Los crecimientos en Guanajuato, Chihuahua y Baja California son particularmente preocupantes pues se encuentran entre las cuatro entidades con más asesinatos registrados en el periodo de la pandemia. A ellos se sumaría el Estado de México donde también hubo un ligero repunte de los homicidios del 2.8%.

El resto de las entidades donde hubo un crecimiento de la violencia homicida son: Sonora, Yucatán, San Luis Potosí, Guerrero, Querétaro, Oaxaca, Colima y Morelos.


Subir

cheap jerseys