VIDEO: Policías le tiran la mercancía a Lady Tacos de Canasta

Este jueves policías de la Ciudad de México interceptaron a Lady Tacos de Canasta, por lo que se desató un forcejeo en el que la tradicional mercancía de la vendedora terminó tirada en calles del Zócalo capitalino.

El altercado quedó grabado por la propia afectada, pues cuando trabaja siempre transmite en vivo a través de su página oficial de la plataforma Facebook.

Todo ocurrió minutos después de las 14:00 horas, luego de que Lady Tacos de Canasta vendió algunas órdenes del sabroso alimento a varios transeúntes.

El día en el Zócalo parecía transcurrir con normalidad, incluso la vendedora muxe más popular de México había terminado su día de trabajo y se disponía a beber un agua de frutas junto a un amigo suyo.

De pronto un elemento policíaco se le acercó y le recordó que no podía trabajar en esa zona debido a que incurría en una falta administrativa.

“Te estoy diciendo que no puedes estar vendiendo. Ahorita viene mi jefa porque quiere hablar contigo”, fueron las palabras del oficial.

Al estar rodeada de policías, Lady Tacos de Canasta fue informada de que sería remitida al Juez Cívico, donde su mercancía sería decomisada y ella recibiría una sanción.

De inmediato la vendedora notificó en su transmisión en vivo lo que ocurría y se quejó al argumentar que necesitaba trabajar para comer en medio de esta pandemia de coronavirus COVID-19.

En el siguiente enlace puedes observar la manera en que Lady Tacos de Canasta fue abordada por policías. Las imágenes aparecen a partir del minuto 28:51.

https://www.facebook.com/watch/?v=3240325446050680

En otro video quedó documentado cómo la mercancía de la muxe quedó tirada en el suelo luego del forcejeo ocurrido en calles del Zócalo capitalino.

“¿Viste que no obtienes ni madres? Miren cómo llegan todos [los policías], como si fuéramos rateros, como si fuéramos viles rateros”, externó Lady Tacos de Canasta al ver su mercancía en el suelo.

Finalmente las autoridades lograron quitarle la bicicleta y la canasta a la querida vendedora; además, ella tuvo que huir corriendo de la escena para evitar ser detenida y multada.


Subir

cheap jerseys