logo

Un vendedor de humo en Morena

LA SOTERRAÑA 

Sergio Pimentel Mendoza, el defenestrado dirigente de Morena en Michoacán, se ha cobijado con la fuerza de grupos morenistas con mucho arraigo en el movimiento de Andrés Manuel López Obrador, como los liderados por Alfredo Ramírez Bedolla y David Soto; sin embargo, el mentado Yeyo camina sobre el filo de la navaja de la traición a sus aliados morenistas.

Con el pretexto de buscar la unidad del partido, que nunca logró como dirigente, Sergio Pimentel ha encontrado en las pretensiones de los equipos morenistas – agruparse y organizarse de cara a la elección del 2021- la oportunidad de trabajar en beneficio de sus propios intereses; sin embargo, está corriendo el riesgo de perder a sus aliados y quedarse solo ante los embates del grupo liderado por Juan Pérez, que le arrebató el control del Comité Ejecutivo Estatal, y aprovecha toda oportunidad para atacarlo, incluso a través de las instancias institucionales del partido.

El último embuste de Sergio Pimentel a las tribus de Morena se dió el fin de semana pasado; trascendió que los líderes de los principales grupos al interior del partido habían acordado convocar a consejeros estatales y fundadores a celebrar el sexto aniversario del registro del partido, y comenzar a mover los engranajes de la organización rumbo al 2021; Sin embargo, Yeyo tenía sus propios planes.

Sergio Pimentel aprovechó la reunión de los morenistas de mayor arraigo en la lucha Obradorista para invitar a los alcaldes Raúl Morón e Itzé Camacho -quienes no son militantes del partido y aspiran a alguna candidatura-, con el objetivo de una doble simulación: fingir que tiene capacidad de convocatoria al interior de Morena, y hacia afuera de las filas morenistas proyectar que Morón tiene apoyo de los consejeros en su pretensión de ser candidato a gobernador. Sin embargo, las pretensiones electorales quedaron de lado, ya que los militantes se dedicaron a celebrar su movimiento, no a las personas.

Sergio Pimentel podría ser la hebra por la que se rompa la alianza de los grupos morenistas, entonces no sólo habrá fracturado al partido en el estado, también habrá echado por la borda el unico viso de unidad partidista que se ve hasta el momento. Yeyo se está perfilando como una figura nociva para Morena en Michoacán.

Ya no hay metáforas que nombren a Sergio Pimentel, poeta de Facebook venido a vulgar vendedor de humo.


Subir

cheap jerseys