logo

No le cuadran las encuestas a Cristóbal y Mario

El sainete que se armó por la dirigencia nacional de Morena deja varias analogías con Michoacán que vendría bien tomar en cuenta en el contexto del proceso electoral local, pero destacamos sólo dos: nada está dicho en las encuestas, y las feministas no quitan el dedo del renglón en su condena pública a políticos con un pasado oscuro en materia de violencia de género.

El espejismo de las encuestas

Tal como lo hace Cristóbal Arias y su equipo al presumir hasta el cansancio que el veterano de Churumuco figura como el más conocido en más de 40 encuestas, el aspirante a dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, también recurrió a la estrategia de decir que él era el mejor posicionado en todos los sondeos; sin embargo, la encuesta oficial del Instituto Nacional Electoral dió un revés al diputado federal al colocarlo en empate técnico con Porfirio Muñoz Ledo.

Ante ese escenario, el senador que aspira a ser candidato a gobernador de Michoacán puede poner sus barbas a remojar, porque queda demostrado que una cosa son las encuestas que uno manda hacer, y otro es el resultado cuando las ordena el INE.

En las mesas de análisis de los portales de Morelia los políticos jubilados, contémporaneos de Cristóbal, se entretienen con una incógnita: ¿Si Cristóbal Arias no le hubiera robado reflectores en la conferencia de prensa que tuvo en Morelia para promoverse como aspirante a la dirigencia nacional de Morena, Mario Delgado habría obtenido las décimas que necesitaba de ventaja para ser hoy presidente del partido?

Cristóbal Arias no hizo nada en Michoacán para impulsar a Mario Delgado, pero que éste no haya tenido el triunfo en las encuestas no sólo es culpa del senador, ya que de todos los políticos que se abrían paso a empujones y codazos para salir en la foto con Mario durante su visita a Morelia, al único que se le vió haciendo trabajo territorial en favor del coordinador de los diputados federales fue a Hirepan Maya Martínez. Otras décimas perdidas a cuenta de falsos colaboradores.

Feminismo sin concesiones

A pesar de que Mario Delgado dió la espalda a las feministas en Morelia al defender a Cristóbal Arias de las acusaciones de agresor que le lanzaban por haber perseguido a su esposa con un cuchillo hace algunos años, el movimiento feminista le hizo un gran favor al impedir que Porfirio Muñoz Ledo tomara protesta como dirígete nacional de Morena el pasado lunes.

Un grupo de feministas bloqueó la sede nacional de Morena en repudio a Muñóz Ledo, a quien señalan como un acosador sexual; sin embargo, los reclamos van más allá de la persona del político octogenario, ya que las feministas exigen, como lo hicieron en Morelia, que el partido fundado por Andrés Manuel López Obrador no ceda espacios de representación popular y de toma de decisiones a hombres con antecedentes de violencia de género, en cualquiera de sus expresiones.

Las protestas en ciudad de México son otra razón para que Cristóbal Arias pierda el sueño, pues queda claro que las demandas de las feministas no son parte de un golpeteo político orquestado por sus adversarios, y que será un tema que domine la agenda de Morena en el proceso electoral, desde la definición misma de las candidaturas.


Subir

cheap jerseys