Alfonso Martínez y sus negocios fallidos para Morelia

Ciudad de México.- El paso de Alfonso Martínez Alcázar por la alcaldía de Morelia dejó muchas dudas entre los morelianos, quienes se han cuestionado todas las medidas que implementó y las que pretendía imponer pero los morelianos las frenaron.

En primer lugar, está el caso de las Fotomultas, proyecto mediante el cuál el autodenominado independiente pretendía dar a una empresa privada (Autotraffic), presuntamente ligada al ex alcalde, la capacidad de multar a vehículos mediante un sistema electrónico que se prestaba para la corrupción.

Y es que lo que se quería era instalar cámaras y sensores de velocidad para poder multar automáticamente a automovilistas, sin embargo estos sistemas han sido seriamente cuestionados en otros lugares de México.

Estos sistemas son altamente modificables, con lo que se podría haber generado un negocio multimillonario tanto para Alfonso Martínez como para la empresa presuntamente ligada a él, por lo cual tuvo que desistir de este intento.

Posteriormente y para retomar la poco legitimidad que le quedaba tras este intento, el ex alcalde panista intentó implementar la Ciudad Administrativa, proyecto que pretendía conglomerar las oficinas administrativas del ayuntamiento, bajo un esquema de Asociaciones Público Privadas que, de facto significaría endeudar al municipio por 600 millones de pesos.

Este análisis salió a a luz durante el momento más álgido de la iniciativa, lo que obligó a Martínez Alcázar a recular y negar categóricamente que esto significara más deuda para el municipio, pese a las consecuencias para las finanzas públicas que traería para la ciudad.

Posteriormente, Alfonso Martínez pretendió desconocer contratos con el OOAPAS para la operación de la presa de la Goleta, ya que pese a que el contrato se firmó por 20 años, quería tirar el acuerdo y generar uno nuevo, lo que hubiera significado un aumento de la deuda para Morelia en el orden de los cuatro mil 31 millones de pesos, al ser descubierto tuvo que recular nuevamente.

Luego, Alfonso Martínez pretendía cambiar las luminarias de Morelia, bajo el mismo esquema de Asociación Público Privada, es decir, deuda por mil 680 millones de pesos, sin embargo el Congreso de Michoacán no autorizó esta medida.

Pese a todos los intentos frustrados de presunto desfalco a las finanzas morelianas, Alfonso Martínez ha sido señalado tanto por la Auditoría Superior de la Federación como de la Auditoría Superior de Michoacán por irregularidades por 63 mil  712 millones de pesos.

Si bien no se conoce el paradero de dicho recurso y pese a haber concluido su periodo, continúa dando convenios a medios de comunicación, comprando insumos para repartir en un claro proselitismo adelantado y otra serie de adquisiciones que hacen suponer dónde terminó dicho dinero.

Pese a las claras irregularidades, Alfonso Martínez ha salido a la esfera pública a acusar persecución política, sin darse cuenta que los elementos de presunta corrupción están a la vista de todos.


Subir

cheap jerseys